miércoles, 11 de enero de 2017

HOY TENGO GANAS DE PATRIA




 
Hoy, de limpieza encontré este Devocionario del Requeté que debía guardar de los tiempos en que hice el Servicio Social Universitario, obligatorio para las mujeres de aquellos años que querían trabajar o contraer matrimonio. Un Servicio Social que a todas nos venía de perlas por lo que aprendíamos y por lo que nos enseñaba la Sección Femenina, a dar a los demás.
Podría extenderme páginas y páginas en reconocimiento a la labor de aquellas mujeres que llevaron a cabo por todos los pueblos de España, enseñando a otras que en la posguerra no sabían ni leer, ni cuidar a sus bebes ni a ellas mismas, puede que en otra ocasión lo haga, nunca sus méritos han sido suficientemente reconocidos, hoy no tengo tiempo para desarrollar un tema tan profundo y extenso.
 
Sí deseo dejar en mi "De Dentro." el precioso preámbulo de este devocionario:
 
REQUETÉS:
 
¡FIRMES! Delante de Dios, Rey y Señor de los pueblos, como soldado que eres de su Causa, ¡firmes!
La causa que defiendes es la causa de Dios.
Considérate soldado de una cruzada que pone a Dios como fin y en El confía el triunfo.
Piensa que pretendes devolver a Cristo la Nación de sus predilecciones que las sectas le habían arrebatado.
Y si ahora reflexionas que al servicio de esa causa pones tu vida...admira la Misericordia divina  que te ha puesto en la conciencia la luz de las cumbres que alumbra la ruta del mártir.
 
Tu heroísmo, tu aceptación del martirio junta en uno los ideales de Dios y Patria.
 
Si sublimas tu sacrificio por la piedad, si sobrenaturalizas tus actos, tú, requeté valiente. te conviertes en un lazo de unión entre el Cielo y la Tierra.
 
Porque, por dignación de la Misericordia, haces a Dios tomar Suya tu empresa, y, por obra de la gracia, harás que España redimida tenga que postrarse ante el Corazón de Jesucristo y entera y verdaderamente consagrársele.
LLevas, por tanto, en tu corazón el fuego inextinguible del apóstol, y tus manos son, en la empresa salvadora, instrumento de la Omnipotencia de Dios.
 
¡Así es!... si tus actos patrióticos se encajan en la piedad.
 
Piedad que es sólida si se funda en:
 
La Oración.
La abnegación de la voluntad y
El amor a Jesucristo.
 
 
A mi me ha emocionado leerlo ¿Puede alguien poner trabas a estos ideales, principios de vida? Con ellos se consiguió levantar a España, herida de muerte, ya antes de la Guerra Civil que nos salvó del "Dios ha muerto" del Comunismo.
 
Seguiré plasmando algún capítulo más
 
 
 
 
LA JUVENTUD QUE ALGUNOS CONOCIMOS


3 comentarios:

Rosa dijo...

Parece que me estás siguiendo.
Ayer fue un día especialmente luminoso, importante.
Jesús es siempre la Luz.
Creo en esta piedad sólida:
La Oración.
La abnegación de la voluntad y
El AMOR a Jesucristo.

Besiños, mi querida amiga.

Maite Lorenzo dijo...

Jamás había oído hablar de los requetés. Ya me he informado a través de internet. Ya voy comprendiendo por qué Rosa te llma Capitana.
Besos para las dos.

Rosa dijo...

Besiños.

Y para Maite.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...