domingo, 18 de mayo de 2008

SIN PASAR PÁGINA






El campo triste como nosotros. Los verdes más obscuros y brillantes. Secaron los lirios pero abrieron las rosas. Por eso las rojas y amarillas, que me sorprendieron en medio del chaparrón, las recogí, antes de que el llanto del Cielo terminara por deshojarlas, para nuestro guardia civil Juan Manuel Piñuel.
Y como aún es pronto para pasar página, quiero copiar una carta abierta escrita por Caty Romero (ABC, viernes 16_5_2008) que algunos ya habreís leído, y que sella mis labios y mi teclado para escuchar, en el más absoluto silencio, algo sagrado que un corazón herido transmite a otro corazón desgarrado.

CARTA A UNA NUEVA VIUDA

Permíteme Mª Victoria dedicarte estas líneas a través de una carta abierta a la prensa. Líneas que suponen una empatía, de víctima a víctima, de alguien que mira con tristeza la realidad que te ha tocado vivir y que tú aún no ves con nitidez. El 7 de junio de 1968, ETA asesina a Pardines; el 14 de mayo de 2008, ETA asesina a tu marido, Juan Manuel. Han pasado cuarenta años y de nuevo vuelve a su tierra un guardia civil en ataúd, asesinado, a su nueva morada, la que imponen los terroristas. De nuevo sueños, ilusiones, proyectos... en defintiva la esperanza de un ser humano, de un servidor de la ciudadanía por un mejor futuro, han quedado en el camino al haber perdido la vida en esta tierra. Agazapados en la noche, los terroristas te han marcado; consiguieron que perdiéras a tu marido para siempre. Lo llevarás dentro de tí durante toda tu vida, será muy doloroso, brotarán cientos y cientos de lágrimas en noches largas y en soledad, revivirás esta pesadilla cada vez que ocurra un nuevo atentado (porque mucho me temo que correrá más sangre). Muchos de nosotros sabemos cómo te sientes ahora y como te sentirás en el futuro; sabemos los pasos que recorrerás; el no saber que ha ocurrido y el no tener aún conciencia de ello; el no saber porqué os ha tocado a vosotros; los momentos de angustia, tus sentimientos de odio, tu pesimismo en la vida, momentos eternos de tristeza y dolor; las palabras que sobran, las manos sinceras y abiertas que te ofrecerán y que serán tu tabla de salvación en muchas ocasiones...

En esta tierra en la que día sí y otro también se habla de Derechos Humanos, con mayúscula, donde a muchos nadie les enseñó que el principaal derecho humano es el derecho a la vida, viven muchas personas que sufren escarnio, atemorizadas con sufrimiento, atracadas con impuestos que utilizan para matar a otros seres humanos. Sólo deseo que te dejes querer mucho, que no pierdas ni un minuto de tu vida en que los sentimientos se llenen de odio porque el sufrimiento te hará ser doblemente vulnerable. Durante semanas e incluso meses te sentirás apoyada y acompañada en tu dolor; pero cuando todas las condolencias pasen, dejes de ser página de la prensa, tu marido sea un número más de los asesinados... tendrás de nuevo que aprender a andar; pero esta vez en soledad, pues esta vez ya no contarás con el apoyo físico de tu pareja, pero él vivirá en tí, en el recuerdo. Te sentimos como parte de nosotras y tú sentirás en el futuro a otras víctimas de la misma manera, porque ya has pasado a ser una más de una nueva familia, familia a la que ninguno de nosotros quisimos pertenecer; la de las víctimas del terrorismo, personas con nombres y apellidos a quienes ETA les marcó su agenda y las condenó a muerte. No hubo ni siquiera cadena perpetua, sólo aplicaron su máxima pena, la muerte.



Juan Manuel era guardia civil, duro destino en el País Vasco y Navarra. Recuerdo cuando asesinaron a mi marido, esperé durante días y noches una carta de ETA, una carta que me dijera por qué (eran otros tiempos), y al mes de su asesinato llegaron esas líneas a través de su diario "Egin", corrí para que alguien me tradujera aquellas líneas en euskera. ETA había asesinado a Alfonso Morcillo, sargento de la Guardia Municipal de San Sebastian, por sus contactos permanentes y buena relación con la Guardia Civil en Inchaurrondo. Estos años me han hecho si cabe aún más empatizar con este Cuerpo y donde sellaron la voz de mi marido, yo puse la mía, como la de muchas viudas, quienes a través de nuestros mensajes hacemos llegar a la sociedad que nos sentimos agradecidos a los 7000 guardias civiles destinados en el Paìs Vasco, a su profesionalidad; reconocemos su sacrificio, agradecemos su entrega y su contribución a los derechos y libertades de los ciudadanos.

Estos miserables han conseguido un terrible final, darles los puntos que necesitaban para volver a su tierra. Duras palabras, pero mucho menos que el recorrido que acabas de iniciar y mucho menos que las decenas y decenas de guardias civiles que durante cuarenta años marcharon del Pais Vasco dentro de un féretro. Triste y cruel realidad para quien vino a buscar pan y un final lleno de felicidad.

Caty Romero, víctima del terrorismo

10 comentarios:

Shikilla dijo...

Una carta que refleja, todavía latente, el dolor de quienes víctimas de la sinrazón, pierden a sus seres queridos cruelmente asesinados, pero aún así, sin dejarse llevar por el odio, ese odio que sí llena el corazón de quienes se atreven a erigirse como dueños de las vidas de los demás.

Escribí sobre ello en mi blog ya, pero tienes razón, no podemos pasar página, no debemos, la sociedad ha de poner freno a estos asesinos.

Un abrazo

Caballero ZP dijo...

Muy bonitas tus palabras y por supuesto las de esa victima que intenta apoyar a la nueva, un post precioso Militos.
Saludos

ARCENDO dijo...

Gran testimonio, gracias por traerlo.
Off topic. Ya le dí entrada al meme dichoso, jajaja.
http://arcendo.blogspot.com/2008/05/meme-de-y-para-los-que-mimo.html
Besiños.

icue dijo...

Quiero unirme a esta bella carta que escribes, con todo el sentimiento de ver algo tan injusto.
Encomiendo con fuerza a este gran guardia civil, y a toda su familia.
Con cariño

Hispanicus dijo...

Llegará el dia del juicio final, y no es una broma, y ese día veremos el rechinar de dientes de muchos HP.

Solo pienso en la viuda y en su pequeño, que crecerá sin padre...

...

(sin palabras)

Militos dijo...

Shikilla,Caballerozp,Arcendo,Icue e Hispanicus:

Despu�s de publicar esta carte he tenido oportunidad de ver el video de la Mujer de Juan Manuel, en una peque�a rueda de prensa dada para que la prensa no la moleste m�s. Y estoy emocionada. Esa s� es una mujer de Guardia Civil. No dej�is de verlo es del Abc. Los llama basura, mancha sucia en un pais grande. Y termina con un VIVA ESPA�A Y VIVA LA GUARDIA CIVIL.
ME SIENTO CONTENTA DE VER UNA MUJER AS� Y CREO QUE ESPA�A SE SALVAR� PORQUE TODAV�A QUEDA RAZA SUFIENTE PARA DERROTAR A LOS ENEMIGOS DE ESPA�A.

VIVA ESPA�A Y VIVA LA GUARDIA CIVIL

ARCENDO dijo...

VIVA ESPAÑA, VIVA LA GUARDIA CIVIL...Grito yo también contigo, muy alto.

Militos dijo...

Gracias Arcendo, eso es lo que tenemos que hacer.
Besiños

Terly dijo...

Hola Militos:
Tremendo dolor, tremenda sinrazon y tremenda angustia para todos los españoles de bien.
Como sabes, ya hice mi pequeño y humilde homenaje en mi blog a este Guardia Civil, así como a todas las víctimas del terrorismo. ¿Qué más podemos hacer los que no podemos hacer nada? Sólo nos queda derramar lágrimas que resbalan por nuestros rostros o imprimirlas a modo de palabras.
Un abrazo.

Militos dijo...

Yo como tú Terly quisiera hacer algo y algo positivo pero no encuentro el modo. creeme que me siento en deuda con todas esas víctimas de ETA y de cualquier terrorismo.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...